flavia yoga salud

Yoga y salud – ¿Dónde nos influye el yoga?

El funcionamiento del cuerpo sano, es habitualmente silencioso, es raro que estemos atentos a las distintas funciones vitales, que se efectúan armoniosamente sin darnos cuenta; cuando aparece un desarreglo de una o varias funciones es entonces que tomamos conciencia del funcionamiento de nuestros órganos.
Los problemas de ritmo cardíaco, de dolores precordiales nos ponen a la escucha de nuestro corazón, una opresión torácica nos hace estar muy atentos a nuestra respiración, los problemas digestivos nos permiten tomar conciencia de nuestras funciones de asimilación, entonces nuestro cuerpo se convierte en el elemento principal de nuestra preocupación, a menudo esta preocupación está teñida de un cierto temor o una cierta angustia y estamos preparados para todo, con tal de hacer desaparecer este elemento perturbador.

La orientación actual, muy materialista de la medicina, que está basada esencialmente en el origen de las lesiones por los síntomas, explica todo este esfuerzo de técnicas de diagnóstico basadas sobre la imaginería, radiografía, ecografía, scanner y recientemente la resonancia magnética nuclear, y justifica esa multiplicación interminable de exámenes.
Si es relativamente fácil afirmar la existencia de una lesión, es muy difícil por el contrario estar seguro de la ausencia de cualquier tipo de anomalía orgánica; vamos a referirnos a algunas de estas manifestaciones entre las más habituales y frecuentes: los problemas cardiovasculares representan un lugar privilegiado, las taquicardias, las palpitaciones, problemas de ritmo, dolor, precordiales, inestabilidad, hipertensión arterial, angustia cardíaca etc.

Los problemas respiratorios son igualmente frecuentes, la presión torácica, el asma, la constricción laríngea, también los problemas digestivos, como las nauseas, gastralgias, las colitis, las dificultades de digestión, la angustia en el plexo solar, problemas musculares como pueden ser, contracciones, dolores de la nuca, de los hombros, de la espalda, de las lumbares, los problemas del sueño, el dolor de cabeza, la facilidad para el cansancio, el estado depresivo, el agotamiento.
Todos estos problemas pueden estar aislados o aislarse, pero normalmente están asociados y el enfermo esta condenado a tomar de manera prolongada durante mucho tiempo medicamentos, cuyos efectos secundarios se mezclan con los problemas iniciales creando un verdadero círculo vicioso.
Por eso lo deseable es que sea en este estado, donde tengamos que
tratar a los pacientes antes de la aparición de las lesiones orgánicas, antes del infarto de miocardio, de la insuficiencia respiratoria o de la úlcera de estómago.
Pero la medicina occidental centrada sobre esa óptica de las lesiones y de la enfermedad hiperespecializada se satura por falta de tiempo y de una formación adecuada de los médicos que mantienen una frecuente incomprensión de esta patología, indeterminada, cambiante, que concierne al ser humano en su globalidad.
Estos sintomas, están unidos a una alteración del sistema nervioso autónomo o vegetativo no consciente, que asegura a pesar de nosotros y sin la intervención de nuestra voluntad, la regulación armoniosa de nuestras funciones vitales, permitiendo a nuestro organismo adaptarse en cada instante a los cambios incesantes que hacen la trama de nuestra vida , ejercicio físico, alimentación, pensamiento, emociones, etc.

Esta regulación está asegurada por un doble control, el sistema simpático y el sistema parasimpático, cuyos efectos son opuestos pero complementarios.

Lo mismo que el pedal del acelerador y el pedal del freno, para conducir un automóvil asegurando el equilibrio y la armonía del conjunto de nuestras funciones vitales, es lo que llamamos la inteligencia y la sabiduría del cuerpo que nos induce a un estado de salud basado en el respeto del ritmo natural del cuerpo.

Todo organismo vivo está sometido a ritmos biológicos, que se alteran de manera ininterrumpida a lo largo de la vida, una fase activa y una fase pasiva, como puede ser por ejemplo: las funciones cardiovasculares, respiratorias y mentales.

Los opuestos no solamente se suceden sino que se engendran mutuamente,
la actividad conduce al reposo y del reposo sale una profunda actividad, esta ley de alternancias de opuestos ha sido magníficamente comprendida por los antíguos chinos y todo ese magnífico acercamiento a la medicina energética china, está basada en la alternancia y la complementariedad del yang que es el polo activo y del yin polo pasivo de la pulsación de vida.

¿Cúal es el origen de estos desarreglos?

La regulación no consciente de nuestros ritmos vitales está sometida, como lo revela la neurofisiología, a la influencia de los centros corticales y subcorticales, son estructuras de integración del conjunto de nuestro sistema nervioso, son el soporte de nuestros pensamientos, de nuestras emociones y de una manera general, de todo nuestro comportamiento.
De la calidad de nuestro sistema mental resulta la calidad de la regulación del conjunto de nuestras funciones vitales. Cuando el sistema mental está equilibrado, estable paciente, la regulación de nuestras funciones es armoniosa, esto es el estado de salud y bienestar físico y síquico.

El equilibrio físico y el equilibrio psíquico se armonizan mutuamente y nos inducen a la alegría de vivir.
Este equilibrio somato- píquico descansa en el respeto del ritmo natural del cuerpo; cuando el sistema mental está agitado disperso inestable, distintas manifestaciones funcionales aparecen, dependiendo de la constitución y de la higiene de vida y el entorno sociocultural de la persona, es lo que llamamos enfermedades sicosomáticas .

Estas manifestaciones conducen a menudo a la angustia, el agotamiento y la depresión y el circulo vicioso se cierra.

El funcionamiento mental, especificamente humano ya que se ve toda la
grandeza del hombre, puede de la misma forma provocar su destrucción, el desequilibrio de nuestras funciones mentales viene de la aceleración cada vez más rápida de nuestro ritmo de vida, nos alejamos cada vez más del ritmo natural cósmico, del que nuestro cuerpo tiene una necesidad fundamental.

Esta hiperactividad, induce a una hiperestimulación del sistema simpático, es el pedal del acelerador de nuestro organismo que rompe el equilibrio natural de nuestro sistema nervioso autónomo, sobrecargando nuestros órganos y provocando su envejecimiento prematuro y todo esto puede estar agrabado por una higiene de vida a menudo defectuosa; en el origen de esta arritmia dos tipos de factores pueden ser los causantes, factores externos y factores internos.

Los factores externos pueden ser: la aceleración sin cesar creciente de esas cadencias impuestas por la sociedad industrializada y particularmente en las grandes concentraciones urbanas, cadencias que están basadas en la productividad y la rentabilidad y que conducen a la robotización del ser humano, como ejemplo de imagen sería “tiempos modernos del Charles Chaplin”.

Nuestras funciones mentales están solicitadas en cada instante por innumerables estímulos sensoriales, nuestro ritmo de trabajo se acelera por ese progreso tecnológico incesante.
Hacemos mil cosas al mismo tiempo, nuestro tiempo de descanso es insuficiente, y a menudo está alterado por la ingestión excesiva de estimulantes como el café, de comidas muy copiosas y la ronda del somníferos – excitante comienza a tomar espacio en nosotros.

Nuestra tensión mental y física favorece la intoxicación, por ejemplo: el tabaco, y muchas veces las vacaciones no dejan de ser más que un incremento de toda esta fatiga orgánica.

A estos factores externos de estrés, ahí que añadir los factores internos, que hacen de alguna forma agrandar los efectos, falta de confianza en sí mismo, temores, pensamientos negativos, ideas fijas, obsesiones, nos mordemos la cola, nos encerramos en una prisión que la hemos construido nosotros, ya que, ¿quién se deja llevar por ese ritmo desenfrenado?, ¿quién es el que apoya cada día sobre el botón del transistor o de la televisión? ¿quién aprieta el pedal del acelerador? ¿quién fuma? ¿quién bebe?.

Este encadenamiento de causa efecto favorece toda esta explosión de síntomas variados y nos conducen hacia el agotamiento, ese estado depresivo a esas afecciones características de nuestras sociedades a las que llamamos desarrolladas ¿cómo salir de este encadenamiento?.

Perspectivas terapeúticas

Para romper este círculo vicioso es necesario frenar, es necesario echar marcha atrás en esa cadencia y para esto disponemos de dos acercamientos que aparentemente son opuestos, pero que debieran de ser complementarios,

El acercamiento medicamentoso, la regulación de las funciones vitales puede ser reestablecida por la administración de medicamentos que se oponen a los efectos patológicos del stress, los betabloqueantes para lentificar el corazón que se ha envalado, vasodilatadores para relajar las arterias contractadas, neurorelajantes para distendir los músculos crispados, antiespasmódicos para luchar contra las contracturas digestivas, antiálgicos para sacar fuera el dolor de todo tipo, antidepresivos, ansiolíticos, sedativos, somníferos para apaciguar los desórdenes del sistema nervioso y un gran etc.

Este acercamiento no recurre para nada ni a la reflexión ni a la responsabilidad del sujeto que se considera como una víctima , el paciente queda como un extraño a su proceso de cura, Los órganos así agredidos terminan por explotar a esta acción protectiva de los medicamentos y nos encontramos en el punto de partida y el vals de medicinas y de médicos sigue.

Acercamiento holistico

Como restablecer y favorecer el restablecimiento de este orden interior de una forma continuada y que nos permita vivir abiertamente en este mundo que es el nuestro.

En esta visión el yoga es particularmente importante, el Hatta Yoga puede aportarnos su ayuda precisamente induciéndonos a un cambio del ritmo, el objetivo del Hatta Yoga es calmar el mental y reestablecer este recentramiento sobre nosotros.

Etimológicamente estado de yoga significa estado de unidad, un círculo benéfico sustituye al círculo vicioso de las enfermedades sicosomáticas, se crea un estado de pacificación de las funciones vitales y especialmente de esa pacificación del corazón nace también ese estado de calma del espíritu que a su vez va a hacer apaciguar a las funciones orgánicas.
Cuando el espíritu está en paz el estado de unidad de yoga se produce . Esa es la definición del yoga dada por Patanjali en los Yoga Sutras, en el libro primero aforismo segundo.
La calma y el equilibrio del sistema mental no pueden ser obtenidos ni por la reflexión ni por el saber, la estabilidad de las funciones mentales, no pueden resultar más que de una práctica, de una experiencia personal, basada sobre la atención al cuerpo, el Hatta Yoga en efecto utiliza el cuerpo tal cual el es, con sus posibilidades y sus límites como instrumento para reequilibrar, recentrar las funciones mentales dispersas por el juego de los sentidos y de la memoria.

Creamos el cuerpo que se es y no el cuerpo que se tiene como lo dice genialmente DURCKAIN.

La práctica del yoga debe respetar ciertos princípios directivos fundamentales, estos principios van en el sentido de escuchar el ritmo natural que nos habita y ese ritmo nos lo transmite el corazón y los pulmones cuando esa cadencia interna está en paz.

El Hatta Yoga nos permite tomar conciencia del ritmo inherente a todo proceso vital haciendo combinar de manera ininterrumpida una fase activa y una fase pasiva, sístole – diástole, inspiración – espiración, contracción – relajación, vigilia – sueño.

Durante la relajación la consciencia de la inmovilidad física y del relajamiento muscular favorecidos por el silencio y la interiorización de los sentidos, se oponen a la agitación y a las crispaciones musculares dolorosas mas o menos inconscientes, el respeto de tales espacios de silencio muscular y mental es primordial para el desarrollo de la conciencia del cuerpo .

Cuando el cuerpo está en reposo relajado la respiración está en calma es regular espontánea y la obsevación de este ritmo natural no voluntario es la piedra angular de la práctica, tanto durante la relajación como durante el trabajo postural, el ritmo respiratorio a veces está muy alterado por la forma de vida acelerada o la mala higiene de vida y por tanto una reeducación de higiene de vida se hace necesaria durante una larga temporada a veces durante ciertos años antes de que se estabilice ese ritmo natural de la respiración.

El trabajo postural está basado en el equilibrio dinámico entre las cadenas musculares antagonistas, de las distintas posturas del cuerpo, eliminamos toda noción o idea de esfuerzo de tensión muscular, es el estado de equilibrio el punto de unión entre las dos fuerzas opuestas que resulta de un respeto al centro de gravedad de la postura, tanto en el movimiento posturas dinámicas, como en la inmovilidad posturas estáticas.

Es por este trabajo postural por lo que llegamos a eliminar los bloqueos tanto físicos como síquicos y a liberar a esa energía de vida y a través de ese soplo vital prana, hacer conscientes nuestras emociones retenidas y evitar la angustia latente que está en nuestro cuerpo.

Todas las posturas de yoga tienen como cierto objetivo actuar de la periferia hacia el centro; el centro que es la columna vertebral, el sistema nervioso central ( médula espinal, tronco cerebral, encéfalo)
de manera que favorezca el equilibrio natural del sistema nervioso sobre el cual podemos actuar directamente de esta forma.

Los efectos físicos han sido evidentes atenuación o desaparición de distintas manifestaciones funcionales, tales como problemas de sueño, cefáleas, palpitaciones, hipertensión arterial moderada, dificultades respiratorias, problemas digestivos, dolores cervicales, esos aires escapulares de dolor en la espalda, dorsales, lumbares; estas mejoras más o menos rápidas han provocado en algunas personas la disminución incluso la supresión de ciertos medicamentos antiálgicos antihipertensores antiespasmódicos, sedativos, ansiolíticos y somníferos especialmente.
En el conjunto el cuerpo se hace más flexible, sea la edad que sea, y siempre que un cuerpo se hace más ligero normalmente la salud mejora.
La toma de conciencia de la vida del cuerpo gracias a la relajación y al trabajo postural, siempre asociado a una respiración consciente provoca una modificación de los hábitos alimenticios, alimentación más sana, más regular, más equilibrada y a una mejora global de la higiene de vida, por ejemplo: una disminución o eliminación del tabaco de los excitantes del café en particular cuyo consumo es muy importante y a creado el gusto por la actividad física retomando a veces una actividad deportiva y ayudando por tanto a esa expansión y a ese bienestar.

Los efectos psíquicos de la práctica del yoga, testimonian de alguna forma esta mejora de la higiene de vida, son también significativos; sentimiento de relajamiento, de calma, de recentramiento, de equilibrio en los humores, provocando menos agitaciones, menos dispersiones, por lo tanto menos fatiga.

Se crea una sensación dinámica de confianza en sí, permitiendo un acercamiento al trabajo cotidiano con más seguridad, disponibilidad y paciencia.

La disminución del estrés es algo que lo notan en general todos, estos ejercícios tanto respiratorios como de atención mental que favorecen el relajamiento y hacen disminuir la angustia, esta fuerza interior, verdadera reestructuración debida a la practica del yoga, nos permite escapar poco a poco de estas influencias exteriores, de estas invasiones que a veces nos dejan totalmente constreñidos, en lugar de mirar las dificultades con una lupa y con un cierto temor, les colocamos en su lugar justo, los desdramatizamos, se toma una cierta distancia, como si estuviéramos sobre una montaña y creamos una cierta sonrisa, como si viéramos con la distancia esos problemas como pequeñitos coches allá abajo; este estado de recentramiento conduce a un sentimiento de libertad interior.

¿Cual es el secreto que está en el origen de esta práctica?

La práctica del hatta yoga levanta los obstáculos que se oponen a la regulación natural no voluntaria de nuestras funciones vitales y mentales, nos permiten pasar del tener al ser, lo que provoca una simplificación de nuestra forma de vivir en todos los campos; esta reorientación está en contradicción total con la orientación actual de la sociedad industrializada basada sobre la producción el consumo y la acumulación, es decir todas las formas flexibles de sobrecarga física y mental.

Pero en nuestras sociedades avanzadas se está creando un cierto malestar ya que si todo nos lleva a consumir en lo mas profundo de nosotros o al menos de una cierta forma mas o menos confusa sentimos que este tener sin fin es inaceptable, es inalcanzable y es imposible que el nos dé la salud y la alegría de vivir.

Un acercamiento implica por parte del médico un trabajo anterior sobre sí mismo, si él desea ser el catalizador de esta reorientación en sus pacientes, debe imperativamente ser puesto en marcha él mismo, el impacto que podrá tener en su relación con el enfermo estará en relacción con su presencia.

Para terminar quisiera decir, que el yoga no es una panacea, no evita ese golpe seguro de la enfermedad, sería demasiado fácil, pero gracias al desarrollo de la conciencia nos permite estar más a la escucha, más vigilante, el enfermo en lugar de plegarse sobre sí mismo, creando una crispación creciente y cada vez más grande podrá abrirse a él mismo y al mundo que le rodea .

De alguna forma la salud es como un árbol que crece poco a poco sin darnos cuenta y sin meter ningún ruido.

El papel del médico sería el del buen jardinero, regarlo discretamente.

Modificaciones fisiológicas y energéticas de la práctica del yoga

Fisiología es un concepto sobre el que no existe ambigüedad.
Yoga y Energía son dos conceptos a los que se les dá múltiples usos y significaciones.
El Yoga comprende diversos métodos, no solo físicos, que pretenden la evolución de cada persona y del conjunto de la humanidad por la calidad de las relaciones entre los individuos que la componen.
Esto supone un trabajo personal y una evolución individual con el fin de acceder a un nivel superior de conciencia y de sensibilidad.
No solo al hablar de estas técnicas pretendemos armonizar nuestra salud sino que significa la búsqueda del equilibrio para ajustar esas dos relaciones de evolución individual y de otro estado de conciencia, es decir la relación
Cuerpo – mente – espíritu que no es otra que la relación Conciencia – Energía.

Distintos centros que componen el yoga

  • Kriyas y consejos higiénicos: Son aspectos psico – profilácticos y de higiene corporal.
  • Asanas y Mudras: Son ejercicios que implican en primer lugar al cuerpo físico y sistema nervioso ( Simpático / Parasimpático ).
  • Pranayama: Ritmo y calidad respiratoria, influencia en la tensión mental y emocional.
  • Ejercicios Psico – sensoriales: Reagrupan la relajación, trabajos con los sentidos, concentración, meditación y otras técnicas.

En general este es el conjunto del Yoga, ninguno puede ser practicado separadamente.
Por eso no podemos decir el Yoga es bueno o malo para tal o tal aspecto, necesitamos especificar los ejercicios.
Así recomendaremos una u otra práctica en cada situación.
Ahora haremos una revisión de los efectos de la práctica, de los distintos ejercicios y luego de los efectos generales del Yoga.

Niveles de accion del yoga

Cada ejercicio actua en distintos planos vg: Una pinza hacia adelante provoca:

  • Estiramiento de la musculatura posterior.
  • Retención de la respiración.
  • Lentificación del proceso mental.
  • Mejor concentración.
  • Actitud personal más consciente.

Para intentar entender mejor esto y no reducirlo exclusivamente a la relación Cuerpo – Espíritu, veamos los cinco niveles que componen el Ser Humano.

Los cinco elementos:

TIERRA: Estabilidad y forma. Energía física. Fisiología.
AGUA: Abarca el espacio donde se encuentra. Cuerpo energético. Energética.
( Acupuntura, meridianos y en el Yoga los Nadis.)
FUEGO: Es visible, no tiene forma ni es palpable. Mental. Psicología Transpersonal.
AIRE: Ni forma ni apariencia. Cuerpo simbólico. Intuición.
ETER: Esta en todo, es la esencia . Cuerpo Divino. Espiritualidad.
No confundir esto con los cinco elementos de la acupuntura, madera, fuego,tierra, metal y agua. Aquí su significado es dinámico, cada cuerpo representa el dinamismo que le corresponde.
Nuestros cinco elementos representan al ser humano con su nivel de densidad.
En este trabajo veremos tan solo la acción del Yoga sobre los tres primeros cuerpos.
Interés y límite del acercamiento fisiológico.

A primera vista puede parecer a unos inútil y a otros indispensable.
Pienso que es un lenguaje que nos llega y esto nos permite comprender mejor el Yoga y aplicarlo más correctamente pero no más rápidamente como intentamos hacer con todo lo que “sabe” nuestra cabeza pero no damos tiempo de “sentirlo” a nuestro cuerpo.
Es un elemento positivo y suplementario para los que practican y sobre todo para los profesores que deben de conocer cada vez más y mejor los efectos de los ejercicios de Yoga para poder individualizar mejor la práctica.
Límites:

  • Este análisis es restrictivo y confirma ciertos efectos subjetivos de la práctica.
  • Observar únicamente las manifestaciones objetivas pudiendo considerar que no existen otros efectos a otros niveles.
  • No observar efectos aparentes y por no entender los otros niveles de acción del Yoga pensar que no conllevan acción alguna.

Cosas “evidentes” que podemos observar:
a) Modificaciones cardiovasculares (presión arterial, frecuencia cardíaca).
b) Modificaciones respiratorias (capacidad, frecuencia, tensión).
c) Modificaciones biológicas (son muy diversas, higiene, alimentación).
d) Modificaciones sobre el tracto digestivo (presión, motilidad, secrecciones).
e) Modificaciones neurológicas (EEG, electromiografías).
f) Modificaciones óseo-articulares y musculares (tensión muscular, elasticidad).
g) Modificaciones de actitudes, sicológicas, relaciones, emocionales, sensibilidad).

¿Cuándo?
– Después de unos ejercicios concretos, v.g. La cobra
– Después de un conjunto de prácticas, v.g. Pranayama o meditación.

¿En quién podemos observar?
– En una sóla persona.
– Sobre un grupo o clase.
– En cualquier caso con principiantes o con práctica.
Por lo tanto las conclusiones serán diferentes.
Definir claramente el tiempo de práctica, v.g. dos clases a la semana de 1’30h., o media hora todos los días, etc…

Los resultados

A) Modificaciones producidas por la práctica de Asanas.
Hablaremos solo de generalidades pues es imposible hacer una exposición con cada ASANA, su acción particular, los efectos secundarios, sus indicaciones y contraindicaciones, la progresión para obtener efectos, la acción postural sobre sistema nervioso y glandular, simbología, efectos energéticos, etc…

a) Modificación de la presión arterial.
P.A. diastólica : aumenta solo con el arado y la candela. Ejercicios de cierre e inversión.
P.A. sistólica y diastólica : aumenta con la cobra y otras aberturas.
P.A. sistólica y diastólica : disminuye con la pinza,, yoga mudra, cerrados pero no invertidos.

b) Frecuencia cardíaca.
Las posturas de cierre disminuyen la F.C.
Las posturas de abertura (arco, cobra, etc…) aumentan la F.C., independientemente de la frecuencia respiratoria.

c) Frecuencia respiratoria.
Depende de centros reflejos y centros conscientes, lo que permite ajustar la F.R. y la amplitud con la práctica.
Amplitud y disminución de la F.R. en los practicantes de meditación.
En los no habituados el efecto de los centros reflejos no actúa y no disminuye la F.R.

d) Actividad eléctrico muscular.
Depende de la práctica, en general disminuye. Disminuyen los reflejos óseo-tendinosos, especialmente el reflejo rotular después de 2 segundos en Savasana.

e) Variaciones de la actividad del metabolismo.
Especialmente el metabolismo muscular con relación a la vascularización.
Cantidad de mioglobina y número de mitocondrias.
Todo incrementa sus valores.
La glicemia en personas al límite se regulariza.

f) Modificación sobre las cavidades.
El tubo digestivo modifica su presión en + ó – según las posturas.
La presión en la cavidad vaginal aumenta con ciertas posturas.
El tema de las colopatías lo veremos en un capítulo aparte.

g) Efectos de prácticas tenidas.
– La calma emocional provoca un mejor control cardiovascular.
– Mejora de las relaciones psico – motrices.
– Aumenta la resistencia física y la elasticidad. Esto es lo más sorprendente, que prácticas hechas al 70% del Vol. total de O2 máximo, mejoren estas cualidades.

B) Modificaciones provocadas por las prácticas deL PRANAYAMA.

a) Sobre la función respiratoria.
Aumennto de la ventilación pulmonar en zonas apicales, media y basal.
Disminución del volumen residual.
Son variaciones normales teniendo en cuenta que influye una modificación voluntaria.

b) Modificaciones biológicas.
Las apneas o Kumbaka, según las posturas provoca una Anoxia y una vasodilatación cerebral.
Las Hiperventilaciones o A.F.R. ( alta frecuencia respiratoria ), como Kapalabathi o Bastrika ( recordar que son ejercicios de limpieza y no pranayamas), provocan, primero, una alcalosis y luego permiten una mejor retenciòm del aliento.

c) Modificaciones cardiovasculares.
Se puede incidir sobre la frecuencia y el ritmo cardiaco.
Pueden aparecer problemas de ritmo después de apneas o ejercicios de A.F.R.
Disminuye la frecuencia en Ujjayi, apneas al lleno y falsas inspiraciones.
Aumenta la frecuencia en ejercicios de A.F.R.

d) Modificaciones producidas por la práctica de Kriyas y Bandhas.
– Nauli: Se realiza en apnea al vacío, haciendo girar los grandes rectos del abdomen.
Después de 10’ disminuye la frecuencia cardíaca a 2Hz. quedándose el ritmo en
33/ minuto.
– Udiyana y Triyabandha: Disminuyen la F.C. Estimulación de los centros parasimpáticos, que reaccionan al estímulo de las mucosas al aumentar la presión sobre los baro-receptores
– Sankpraksalana: Beber una solució isotónica y hacer cuatro ejercicios.
Lavar el tubo digestivo y hacer un drenaje de todo su contenido.
Disminuye la Tensión arterial (T.A.).
La colesterolemia a veces disminuye de manera importante otras se estabiliza.
El Ionograma sanguineo varía poco y la hipocolesterolemia se debe a la eliminación de sales biliares contenidas en el intestino ( normalmente 2/3 de ellas ), así utiliza el colesterol para sintetizar otras sales.
En el Tercer Mundo este sistema se utiliza para dializar las insuficiencias renales haciendo bajar la tasa de urea y aumentando la esperanza de vida.
– Vamana Dhauti: es un preventivo del asma y de los problemas digestivos.
– Trataka: Es la fijación sobre un objeto.
Frena los pensamientos parásitos y crea un espacio de calma.
Provoca una relajación general con disminución de la F. C., la T.A. , la F.R. y las contracciones musculares.

C) Modificaciones provocadas por la práctica.
Apárte de contenidos más particulares:
– La flexibilidad y la resistencia mejoran.
– Tanto el metabolismo glucídico como proteico es regulado, en ambos sentidos hiper – hipo, como ocurre con los glucémicos.
– efecto regulador cardiovascular también en hipertono. o hipotono.
Recordar la importancia de los consejos higiénicos y de los ejercicios
Psico-sensoriales.
Recordar los cambios cardiológicos y de la T.A.
Facilitan la homeostasis y nos hacen más protegidos ( menos sensibles), v.g. : al estrés interno y/o externo.
Estos ejercicios nos llevan a los E.N.O.C. ( Estados no ordinarios de conciencia).
Repercusiones observables de estos estados:
– Estimulación del sistema P.s.t. con sus consecuencias:
Disminución de la P.A. de la F.C. de la F.R., resistencia cutanea y de la tensión muscular así como de la sudoración.
– El electroencefalogram nos muestra frecuencias y ritmos diferentes a los de la conciencia habitual. Aumentan las ondas alfa, aunque estas no son las únicas.

Interes y limite del acercamiento energetico

Tenemos dos sistemas de referencia, la Acupuntura y el Tantra.
En ambos existe una anatomía precisa
Los consejos de la práctica del Yoga son dados no en función de una patología, sino en función de un desorden energético.
No hacemos la cobra por su efecto S.T. ( simpático-tónico ), sino por su efecto bramana.
. . . Y estos dos conceptos no son siempre superponibles. A veces trabajamos sobre el cuerpo físico y otras sobre el cuerpo energético.
Para adaptar a nivel personal en yoga es necesario tener ambas visiones.
La fisiología por sí misma es insuficiente.
Como ejemplo, gracias a la cámara KIRLIAN, podemos ver las modificaciones energéticas después de practicar una postura o una serie.
Los circuitos energéticos son observables por la resistencia eléctrica de la piel. Los Meridianos se pudieron observar por “ primera vez “, en 1989 a través de unos “ seguidores radio – activos”.
Clínicamente ya se admite las nociones energéticas, y esto nos permite una abertura en algunos Centros para investigar.
Ante todo, el trabajo energético, requiere individualizar las prácticas del Yoga.
Esto nos permitirá comprender mejor los efectos o inconvenientes de ciertas posturas y en ciertas personas que no son conscientes de la manifestación energética.
Los límites son los propios del aprendizaje y la cultura, son nuevos lenguajes.

A). Modificaciones provocadas por la práctica de las posturas.

a) Posturas y Triple Calentador ( T.C. ).
T.C. es una estructura energética cuya función es extraer, metabolizar, distribuir, almacenar y eleminar la energía.
Es la fábrica de energía de la persona en relación con su entorno.
Si no funciona afectará a la salud y al individuo.
El exterior desequilibra lo interior.
El T.C. está ligado a la actividad física y relaciona los tres niveles que la componen.

b) Posturas y movilización de energía.
Si no es suficiente la energía se bloqueara local o globalmente.
Esto se refiere a la energía periférica es decir, distribución y drenaje.
Las posturas sirven para desbloquear esta situación y permitir la libre circulación energética.

c) Posturas y el soporte energético del Yin – Yang.
Las posturas de abertura reforzarán el Yang, es decir, que la energía circulará más facilmente y llenará sus reservas para disposición del organismo.
La posturas de cierre reforzarán el Yin, es decir, refuerzo de la energía de reserva y su estabilidad.
Un ejemplo de lo que ocurre es el Insomnio:
– El insomnio es un gasto de energía por sobreconsumo del Yin.
Ocurre esto en personas estresadas y nerviosas.
– Para compensarlo, esta persona bebe café, gasta su Yang y le dá una apariencia de vitalidad.
– Se adormece, ya que su Yin es insuficiente entonces…
– No puede dormir profundamente ya que no puede drenar el Yang a la profundidad
Conclusión: Es una apariencia de Yang por vacio, inmediatamente después, de Yang. Se beneficiará de todos aquellos trabajos que refuercen su Yin, calma, posturas de cierre, etc.

d) Posturas y barreras energéticas.
Las posturas ponen en circulación la energía.
Las barreras son bloqueos osteo-articulares y musculares.
Esto pasa, normalmente, cuando las articulaciones pierden elasticidad.
La Práctica conserva y mantiene esta elasticidad.
Las posturas, correctamente realizadas, eliminan crispaciones tanto físicas como psíquicas.

e) Posturas y Meridianos.
Dependiendo de como este hecha y se tome una postura, podrá provocar modificaciones en los meridianos, su circulación en los Nadis y en la abertura o cierre de los Chakras.
El efecto sobre un circuito periférico será tanto más intenso en cuanto que la toma de la postura y lña presencia en mantenerla se haga teniendo en cuenta los pequeños detalles y la presencia mental.
Los Mudras actúan sobre el cuerpo energético.
Las Asanas, su acción se sitúa en el cuerpo físico.
En general, las acciones son mutuas, es decir, que se realizan en ambos sentidos.
Física – mental – simbólica – espiritual.
Esta es la acción conjunta y en todos sus niveles.
Los consejos de la Tradición al hablarnos del Yoga, están en relación con la circulación energética.

B). Modificaciones provacadas por el Pranayama.

a) Relación T.C. y Pranayama.
Como en las posturas, existe una gran relación entre el T.C. y el Pranayama.
Existen cuatro tiempos en la respiración:
Ins. – Ret.ll. – Esp. – Ret. v.
Las dos primeras son las fases Yang. Las dos últimas son las fases Yin.
Al Ins. la energía es llevada hacia los Meridianos.
Al esp. la energía es drenada al T.C. y es regenerada.
Tiene ciertos parecidos con la circulación sanguínea.
Los tiempos Yang, tonifican el Yang. Es necesario insistir en ellos para movilizar la energía profunda del organismo.
Los tiempos Yin, tonifican el Yin. Es necesario ir hacia ellos para reforzar y hacer penetrar la energía profunda de el organismo.
Organizando correcta y personalmente estos cuatro tiempos, podríamos evolucionar hacia la calma o a estimular la vigilancia.

b) La respiración y relación con los tres niveles del T.C.
Si no respiramos bien, el T.C. se resiente en todos sus niveles y funciones.
De ahí la gran importancia de esta relación.
Es por esto que la calidad de nuestra respiración normal y del Pranayama, son necesarias para el funcionamiento óptimo del T.C.

c) Relación pranayama – elementos.
Cada parte Yin – Yang contiene a su vez espacios Yin y Yang.
La Ins. se compone de abdominal y alta.
La Esp. también alta y abdominal.

  • Inspiración abdominal: Es la iniciadora del dinamismo energético. Es el elemento madera que está relacionado con el higado que a su vez está cercano al T.C. inferior.
  • Inspiración alta: Dinamismo energético del elemento fuego que representa la superficialización de la energía, relacionado con el corazón y cercano al T.C. superior.
  • Espiración alta: Elemento metal que es el drenaje de energía, relacionado con el pulmón y cercano al T.C. superior.
  • Espiración abdominal: Representa al elemento agua que es la concentración de energía y esta unido al riñón y relacionado con el T.C. inferior.
  • Retenciones en lleno y en vacío: Hace referencia al elemento tierra representado por el bazo en el T.C. medio y representa el equilibrio energético.

C).Modificaciones producidas por los ejercicios Psico – sensoriales.

a) Practicados regularmente son P.S.T.
– Tonifican el Yin basal del organismo y sirve para enfrentar la excesiva yanguinización o pérdida de energía v.g. el estrés.
– Nos ayuda a recentrarnos, indispensable para trabajar sobre nuestro cuerpo.

b) Facilita la distribución de energía.
Practicar el Yoga implica hacerlo con conciencia.
La división físico – respiratoria – mental es irreal, solo tiene un fín pedagógico. Son inseparables,
Tradicionalmente se dice que “ El pensamiento es Energía “ o que “ Donde ponemos nuestro pensamiento, ponemos nuestra energía”.
Esto quiere decir que el pensamiento facilita la circulación de energía y además como ella no esta limitada por el cuerpo, entonces lo transciende y su influencia abarca todos esos niveles.
La energía facilita el funcionamiento natural y dá al cuerpo su ritmo natural.
La capacidad de imaginación, con todo el cuerpo, como hace el Yoga-Nidra, no solo intelectualmente, ayuda a integrar esos elementos en todo nuestro ser, como algo real nuevo, que se nos dá.
Realizar todo aquello que imaginemos es un nuevo campo de experiencias que de forma puntual o global puede transformar nuestra vidas.

Conclusiones

Acción global del Yoga
El Yoga no puede considerarse como un método uniforme.
Gracias a la diversidad de sus ejercicios lo mismo resuelve que previene.
– Ante todo es un excelente regulador Hiper o Hipo, pero por esta doble acción los ejercicios deberán ser especificados.
– La práctica además de equilibrar, desarrolla una resistencia al estrés gracias a su acción parasimpaticotónica.
– Es una etapa hacia es Ser receptivo, disponible y armónico.
– El Yoga considera al ser humano como una globalidad.
– Y … lo esencial, cuida de nuestro ego, lo relaja y le dá un ritmo más abandonado y confiado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *